Riesgos laborales del trabajo en remoto

Tips mar. 31, 2020

Trabajar en remoto se está empleando en muchas empresas tanto en el día a día como en algunos días en concreto, pero también hay otras que no se fían ya sea porque ya han probado y tuvieron una mala experiencia o por miedo a perder comunicación y productividad. Asimismo, este método trae muchas ventajas, pero también hay considerar que existen riesgos perjudiciales para la salud.

photo-1518607692857-bff9babd9d40
Photo by Emma Matthews Digital Content Production / Unsplash

Consejos para el teletrabajo

Adaptación: es necesario un periodo para hacer ajustes y adaptar el trabajo en casa, como buscar cierta comodidad y zona favorable para trabajar, coger rutinas de hacer reuniones diarias, empezar la jornada a la misma hora que cuando se estaba en la oficina…

Horario: tener claro el horario de trabajo para evitar ser impuntual, retardar tareas, trasnochar y recuperar horas. A veces puede presentarse el riesgo de trabajar en exceso, acabando estresado y odiando este método de trabajo, y para intentar evitar esto hay que saber organizarse bien.

Reunión a primera hora: esencial para la coordinación global, un Daily Meeting, con una figura de moderador que se encargue mencionar las tareas del día o semana anterior, las que va a realizar hoy, los problemas que se ha encontrado y problemas que le impidan avanzar, y entonces cada empleado haga lo mismo. En caso de no poder asistir, avisar con antelación. Se consigue dar visibilidad de la faena de toda la plantilla, las prioridades y elementos bloqueadores que se presenten.

Seguridad de información de la compañía: No poder controlar con medidas de seguridad de la organización los portátiles personales de los empleados para el trabajo, el cual pone en peligro la privacidad y confidencialidad de la empresa.

photo-1554188572-9d184b57d8e2
Photo by Adrian Swancar / Unsplash

Riesgos físicos del teletrabajo

Riesgo visual: trabajar con pantallas durante horas puede provocar cansancio visual, intentar hacer pausas de 5 minutos cada 45 minutos para descansar mental y físicamente.

Trastornos musculoesqueléticos: al adoptar posturas de forma prolongada cuando estamos sentados, tecleando, mirando la pantalla… afectan la parte posterior del cuerpo, cuello, hombros y espalda. para reducir este riesgo sería recomendable levantarse de vez en cuando, aunque sea para ir a coger un vaso de agua, y desconectar un rato de las tareas.

Ausencia de ergonomía: las empresas deben cumplir las condiciones laborables físicas reguladas por ley para que sus empleados puedan realizar la jornada laboral en mejores condiciones posibles con el mobiliario adecuado a las necesidades del trabajador, pretendiendo no desarrollar problemas musculares y dolor. Aun así, en casa posiblemente no tienes el mismo mobiliario que en el trabajo, aspecto que puede ser un riesgo.

Riesgos eléctricos: pueden ocurrir al usar una instalación eléctrica frágil o temporal, enchufes defectuosos, por contacto con conductor vivo.

Caída en un nivel y desde la altura cables por el suelo, pasajes muy estrechos entre muebles y la zona de trabajo, caídas desde un taburete o silla al intentar alcanzar objetos de una estantería o armario.

Síndrome de la patata en el escritorio: trabajar en casa da una cierta independencia y libertad, como por ejemplo ir a la cocina a picar, así que trabajar en remoto te puede engordar. Este síndrome se caracteriza por ingerir alimentos con alto contenido de calorías vacías que nos hacen alterar nuestros horarios. ¿Pero a quien vamos a engañar te apetece una manzana antes que galletas de chocolate?

photo-1516534775068-ba3e7458af70-1
Photo by JESHOOTS.COM / Unsplash

Riesgos psicológicos del teletrabajo

Falta de equilibro vida laboral y vida personal y falta integración en la empresa puede generar incomodidades en el puesto de trabajo. Además de no ser capaz de separar horas de trabajo del resto, propiciando el aislamiento de la persona y acabar absorbido por la faena porque afecta al ritmo biológico y horarios que si se agrava puede acabar teniendo una adicción al trabajo.

Estrés y ataques: relacionado con la disponibilidad constante vía ordenador o móvil que generan practicas abusivas del teletrabajo. Importante fijar límites, reglas de control de la actividad y gestión del tiempo. Estar alejado del ideal perfil de teletrabajador puede generar estrés: una persona organizada, constante, flexible, capaz de automotivarse y desarrollar sus tareas con escaso contacto social, independiente, facilidad en tomar decisiones y resolver problemas.

Ser workaholic, el teletrabajo no te dejará desconectar del trabajo y probablemente que caigas en la tendencia en estar pendiente del grupo de trabajo, consultando tu correo electrónico y prolongar el tiempo al trabajo, generando más cansancio. Por eso, lo significativo que es organizarse bien las horas a dedicar a las tareas.

Igual que hay que considerar las reglas económicas, de confidencialidad y seguridad de la información, también hay que tener en cuenta la seguridad de los empleados, su salud mental y física. La importancia de estar más atentos con ellos para evitar que se sientan aislados y pierdan el contacto social, porque es más probable que estén agobiados intentando adaptarse a esta forma de trabajar por carencia de ciertas competencias o dificultad de adaptación .Una mala adaptación al trabajo en remoto (conductual, cognitiva o emocionalmente) perjudica al trabajador y a la empresa, así que ésta última debe facilitar esta adaptación lo mejor posible porque cada persona tiene un ritmo de adaptación distinto.

Visita nuestra web