¿Qué es la conciliación bancaria?

feb. 13, 2020

La conciliación bancaria es el proceso de comparación entre anotaciones contables de la cuenta corriente o de ahorros de una empresa y los ajustes del banco que realiza sobre la misma cuenta a partir del extracto mensual bancario.

photo-1434030216411-0b793f4b4173
Photo by Green Chameleon

Entender la conciliación bancaria

La conciliación puede abordarse de 2 maneras: 1) Manual: a través de Excel o hoja de papel. 2) Automática: existen diversos procesos. Por ejemplo, a través de un programa de facturación y contabilidad automático. Para importar el extracto bancario, hay que conectarse mediante la aplicación de contabilidad a la cuenta del banco, y con esa misma app ir asociando por transacción los justificantes.

OBJETIVO: comprobar la coincidencia de datos. Para esto, es necesario comparar el extracto que recibimos del banco a final del mes con las operaciones de ingresos y gastos que tenemos anotadas en la empresa.

CUANDO: Se recomienda realizar cada mes, pero cada empresa es libre de determinar su propia frecuencia de ciclo de conciliación.

ELEMENTOS NECESARIOS:

a) Extractos del banco mensuales. b) Movimientos del mes realizados en tu cuenta o cuentas bancarias: Facturas recibidas y emitidas, tiques, cheques emitidos y cobrados, depósitos recibidos, retiradas de efectivo.
c) Conciliación bancaria del mes o periodo anterior para verificar saldo final y ajustes pendientes, verificando con el libro mayor de contabilidad de la empresa.
Con estos elementos, se deberá rellenar el documento de conciliación (a través de un Excel por ejemplo)

Conceptos de la conciliación bancaria

  1. Fase registro: La empresa tiene que registrar todos sus movimientos bancarios y de facturación en el libro auxiliar/mayor a la misma fecha que se han ejecutado en el banco.
  2. Fase comparación: se comparan los movimientos anotados y los del extracto para ver si coinciden, primeramente, el saldo inicial y saldo final.

3.Fase verificación: en caso de existir una diferencia entre los dos aspectos, revisar y verificar movimientos para buscar motivo de esta diferencia.

Lo habitual es que los datos no coincidan entre el saldo final del banco con el de los libros contables de la empresa. Esto es debido al tiempo en el que se registran las partidas son diferentes.

photo-1551260627-fd1b6daa6224
Photo by Nick Pampoukidis

Hacer periódicamente la conciliación bancaria es recomendable, da una imagen fiel del negocio sin importar del ámbito, tipo o tamaño. Aunque es un procedimiento lento, aporta ventajas para la empresa, como llevar la contabilidad al día, tener la información actualizada y también llevar una gestión adecuada de los recursos económicos.

Visita nuestra web