¿Qué es el Job Crafting?

Administración de empresas feb. 28, 2020

¿Te suena el concepto Job Crafting? Hoy en día las exigencias van variando y aumentando tanto en los empleados como en las empresas. ¿Tienes ganas de rediseñar tu puesto de trabajo a tu medida? Imagínate poder orientar la dinámica del equipo de trabajo según los atributos, diferencias e intereses de cada trabajador para crear un ambiente más agradable donde se sientan significativos y que fluyen ahí. De esto se trata el Job Crafting.

photo-1575043627654-ef061bd7700f
Photo by Jonathan Borba / Unsplash

Tipos de job crafting

Esta nueva forma de rediseñar un puesto de trabajo está compuesto por 3 áreas: Task Crafting, Relational Crafting y Cognitive Crafting

  • Task Crafting: el trabajador adapta las tareas según sus habilidades o aptitudes, agregando o quitando de más, consiguiendo reducir el tiempo y esfuerzo dedicado a cada tarea, para mejorar su productividad.

  • Relational Crafting: consiste en modificar las tareas, su manera y momento de realización, intervenir en la comunicación entre compañeros, es decir, con quién interactuar; considerando las consecuencias positivas y negativas. Cuando el intercambio comunicativo es positivo, el impacto se refleja en mejora del ambiente y tener el equipo satisfecho.

  • Cognitive Crafting: cambiar la forma que perciba el trabajador su faena bajo la perspectiva propia de cada tarea, responsabilidad y relaciones. Así, contribuye en el bienestar y mejora personal.

Ventajas del job crafting

¿Y de ventajas, cuáles aportan a tu empresa?

  • Mejora en el desarrollo a nivel individual, redefiniendo las fortalezas y pasiones, y también a nivel grupal del equipo.
  • En los empleados, notan un sentimiento de control, no esa sensación de ser esclavos del puesto, sino sintiéndose más importantes con su contribución en la compañía. Esto repercute en su actitud más proactiva y motivación.
  • Motivación en el día a día impacta en el aumento de productividad, la innovación, por lo tanto, en los resultados.
  • Mejora en las relaciones profesionales, un mejor bienestar y reducción del estrés, evitando sensaciones de depresión.

sharon-wright-74XTZA0i2Q4-unsplash

La profesora de Comportamiento Organizacional Amy Wrzesniwski de la Yale School of Management mencionó este concepto por primera vez afirmando que esta herramienta es muy útil para la revitalización y reestructuración de la vida laboral de las personas.

Este proceso a aparte de aportar cambios en el puesto de trabajo del empleado también impacta en la perspectiva de su importancia personal y en el trabajo, pretendiendo que sea este mismo quien tome el control de su puesto y sus tareas. Como resultado: mejora en la satisfacción personal impacta con mayor compromiso e implicación en el trabajo.

Recordemos uno de los objetivos primordiales de la empresa: captación, retención y fidelización del mejor talento disponible, ya que cada vez quienes buscan trabajo priorizan la flexibilidad y que esté adaptado a sus intereses y capacidades.

Visita nuestra web