Guía fácil sobre auditorías contables

Administración de empresas may. 21, 2020

Realiza tu primera auditoría contable de manera sencilla con estos requisitos que toda empresa debe cumplir

En ocasiones cuando hemos mencionado el término “auditoría contable” hemos visto un pequeño brinco de temor, y es que por algún motivo que desconocemos entre el común denominador realizar este proceso administrativo tan importante como sencillo puede lograr unas reacciones no tan “lógicas”.

Sin embargo, las auditorías contables son mecanismos sumamente útiles para cualquier empresa, si bien en muchos casos estas son realizadas por alguna “obligación” entre las recomendaciones de diversas normas internacionales realizar las autoinspecciones o auditorías internas es una recomendación ferviente en pro de mantener afinada la maquinaria de los procesos administrativos, buscando eficiencia y productividad.

auditorías contables
Imagen: Moose photos

Entonces ¿Cuál es la causa de ese miedo? Pues sencillamente por el desconocimiento, si bien al inicio puede resultar atemorizante cuando no se ha vivido una experiencia similar, la verdad que luego de pasar una primera auditoría contable de manera adecuada el proceso puede hasta resultar emocionante para algunos equipos de trabajo.

Es por ello que hemos recopilado de nuestra experiencia los requisitos más fundamentales que necesita cualquier empresa para poder llevar su primera auditoría para llevarla con tranquilidad y obtener resultados exitosos.

La necesidad de una auditoría contable

El objetivo de la auditoría contable es la de constatar y evaluar la gestión de gastos y administrativa para así entregar un análisis de la situación financiera de la empresa.

Para alcanzar este objetivo el auditor deberá seguir una serie de pasos para ir comprobando que todo se encuentra bien desde un punto de vista contable, revisando que las cuentas anuales de la empresa se encuentran según lo regido por las leyes de manera objetiva.

En caso de que se encuentre algún error en las cuentas revisadas, el auditor deberá solicitar información adicional para poder encontrar discrepancias con el esperado, en caso de existir registrará todos sus hallazgos.

Gracias a la metodología planteada en el proceso de auditoría es posible encontrar fallas en la gestión administrativa, adicionalmente de los resultados obtenidos de la auditoría se emitirá un informe, el cual puntualizará las deficiencias y oportunidades de mejora encontradas respecto al sistema fiscal de la organización, siendo posible en algunos casos corregir estas fallas antes de la emisión final de resultados.

Beneficios de llevar a cabo auditorías contables

En primera instancia ya que es un proceso que es realizado por un analista que no es parte del proceso fiscal sus resultados comprueban de forma contable la transparencia de la empresa, mejorando la fiabilidad ante terceros, esta característica es fundamental a la hora de colocar a nuestra empresa en bolsa de valores o a la hora de buscar inversionistas, créditos y financiamientos por parte de instituciones bancarias o fusiones comerciales.

Adicionalmente se encuentra una relevancia interna de realizar el proceso de auditoría, debido a que en función de los resultados obtenidos la alta gerencia conoce realmente de cuales recursos y deudas dispone, estos valores serán el indicativo fiable para la toma de decisiones usando una inteligencia de negocios adecuada.

Además, un análisis a las cuentas anuales de la empresa incluyendo la conciliación bancaria, las cuentas de banco en las empresas permitirá encontrar errores en el proceso de digitalización de facturas, detecta posibles fuentes de fraudes en contabilidad de gastos, entre otras maneras de agilizar y optimizar la gestión contable y administrativa de la organización.

Finalmente, gracias a estos beneficios es muy buena idea realizar la inversión en un equipo que se especialice en realizar auditorías internas, de manera que puedan realizar el proceso periódicamente con el objetivo de mantener las características fiscales y financieras de la empresa en orden, haciendo incluso un proceso meramente confirmatorio la realización de auditorías por parte de terceros.

Requisitos esenciales para hacer una primera auditoría contable exitosa

Entrando en materia se encuentran diversos requerimientos que deben abordarse a la hora de prepararse adecuadamente para realizar una auditoría,

Tener la contabilidad al día

La primera herramienta para encontrar si una empresa cumple con el esperado durante el proceso de auditoría es que tenga la información actualizada, debido a que la auditoría busca determinar el estado legítimo de la empresa es imposible hacerlo con información obsoleta.

Adicionalmente mientras toda la contabilidad se encuentre vigente es posible realizar de manera rápida por nuestra cuenta un proceso de auto inspección previo a realizar nuestra primera auditoría financiera, a fin de encontrar antes que el auditor cualquier detalle que debamos subsanar, incluso si se encuentra documentado y se está trabajando en estas correcciones durante el proceso de auditoria final eso constará en el informe, lo cual apoya a la imagen de transparencia  y capacidad de detectar y arreglar problemas que se busca al momento de realizar una auditoría.

Seleccionar adecuadamente el auditor

Una parte que puede marcar ampliamente la diferencia en el proceso de auditoría es el personal que va a realizarla, si bien es recomendable las firmas contables grandes que generen respecto en el ámbito financiero, es necesario elegir una empresa que se haya dedicado a realizar inspecciones en tu sector, regulando con tu flujo financiero y el valor que será facturado.

Documentos necesarios que el auditor deberá analizar

En muchos casos el proceso de auditoría puede comenzar incluso antes de que el responsable de realizarla entre en las instalaciones, usualmente los inspectores desean análisis los estados financieros de la empresa, a fin de diagnosticar cuales son las partidas y cuentas que necesitan una mayor atención, si es posible elabora una lista de chequeo.

  • Deberías tener a la mano una copia de la escritura de constitución de la empresa, incluyendo las modificaciones que se hayan realizado
  • Ampliaciones de capital
  • Balance de sumas
  • Saldos de cuentas
  • Cambios de patrimonio
  • Flujo de caja
  • Balances de ganancias y pérdidas (en auditorías antes del cierre del ejercicio)

Disponer de esta información es muy útil para agilizar el proceso de auditoría, en este caso cada segundo que se pueda ahorrar durante el procedimiento de verificación es ganancia para el auditor y para la empresa.

Consejo adicional: Entrega solo la documentación necesaria

El proceso de auditoría consiste únicamente en una verificación objetiva de que el proceso que se está evaluando se desempeña con los resultados esperados, en ese sentido un auditor solicitará únicamente lo que considere necesario para alcanzar tal fin, de manera que si el mismo solicita el libro de ventas o la conciliación bancaria eso es lo único que hay que proporcionar, cualquier información extra conlleva a mayor tiempo de auditoría y aunque todo esté en orden puede causar estrés en tu personal.


Visita nuestra web