Gestión de gastos en tiempos de confinamiento

abr. 28, 2020

Actualmente todos estamos viviendo momentos difíciles de confinamiento, nos surgen muchas dudas sobre el futuro que nos espera y a nuestras familias, nuestros negocios y trabajo, y también sobre la economía del país. Una de las cuestiones que nos debe preocupar más sería cómo gestionar nuestros gastos y consumo, así que no podemos olvidar la optimización de estos gastos.

Primero hay que apostar por la seguridad financiera, es decir, ponerle limites a nuestros gastos hasta cierto punto para que nos den un nivel de tranquilidad mínima y poder dormir. Evitar gastos de pánico, los que haríamos cuando vemos otras personas hacerlos. Asimismo, llevarlo con calma, orden por así mantener el control de nuestros recursos.

Hacer una lista de prioridades, reducir compras que solíamos hacer relacionados con la actividad social y el ocio, como por ejemplo las comidas en restaurantes y bares, para dedicarlo a otros aspectos más importantes que serían en:

  • Alimentación saludable, ingerir más vegetales y frutas para mantener el sistema inmunológico en buenas condiciones para poder rendir en estos días, evitando la comida basura porque puede generar estrés e irritabilidad.
  • Servicios del hogar como la luz, electricidad, Internet y gas para llevar una buena higiene, limpieza de alimentos, obtener un buen ambiente para estudiar y trabajar.
  • Renta o hipoteca, como garantía de un espacio para protegernos y a nuestros familiares, poder adaptar y desarrollar nuestras vidas a esta situación para poder estudiar y trabajar en condiciones.

En cuanto al mundo de las empresas, es hora de tomar nuevas decisiones porque también hay priorizar y controlar los gastos para poder optimizarlos. Mediante diferentes herramientas de control de gastos podrás visualizar donde se destinan tus inversiones y gastos, y a partir de allí poner límites a estos. Un ejemplo sería lo que el trabajador que visitaba a sus clientes consumía en gasolina para desplazarse durante la jornada laboral, que se podría dedicar a otro ámbito como por ejemplo invertir en un paquete de aplicaciones útiles para contactar con los clientes y otras herramientas online de pago para poder trabajar en remoto.

Otra forma de ahorrar los gastos empresariales sería sacarle el mayor partido a la tecnología a partir del uso de la nube, pudiendo reducir hasta un 60% de los costes de infraestructuras. Con la nube se crean escritorios remotos para trabajar de forma rápida, pudiendo hacer call centers virtuales y sistemas videoconferencias. Esta flexibilidad que aporta este tipo de herramienta tecnológica permite desarrollar la transformación digital y los servicios de forma más ágil.

Mediante una gestión de los gastos hace que prioricemos unas compras frente a otras, y que ante una situación de incertidumbre general nos ha obligue a realizar un consumo más responsable, limitando y evitando gastos innecesarios para poder dedicarlos a los pilares más fundamentales. Esas empresas que no toman cartas al asunto y no se adaptan bien en tiempos de confinamiento les costará remontar cuando todo vuelva a la normalidad.

Gracias a herramientas tecnológicas han contribuido a adaptarnos de la mejor forma posible a la situación de la pandemia, pudiendo realizar nuestros trabajos desde casa y continuar las clases virtualmente.

Visita nuestra web