¿Cómo tener bajo control tus finanzas personales?

ene. 31, 2020

¿Tienes la sensación de que tu dinero entra y sale de tu cuenta bancaria sin darte cuenta y no sabes de dónde se estás gastando en tiempo real?

photo-1554224155-3a58922a22c3
Photo by Kelly Sikkema / Unsplash

Nadie nos ha enseñado a gestionar nuestras finanzas de forma eficiente, así que para empezar, hay conocer los propios hábitos de consumo. Sobre todo, los emprendedores que a parte de dedicar tiempo a la gestión del negocio, deben añadirle estar al tanto de sus finanzas personales.

Ponerse en modo japonés y crear presupuesto

Los japoneses usaban el método Kakebo basado en el orden, apuntando todo tipo de gastos a los que nos podemos enfrentar. Así que el primer día de cada mes, hacer proyección y desglose de los gastos e ingresos los fijos y variables es una buena solución.

Hacer revisión periódica de los gastos y agruparlos semanalmente por categorías.

Importante destinar parte del dinero al ahorro para tener control de las finanzas personales, separando necesidades básicas de compras innecesarias.

Aplicar control automático de tus finanzas

Con las nuevas herramientas tecnológicas, muy útiles para tener una visión global de nuestro consumo sin tener que anotarlo manualmente en un Excel, administrar las finanzas es una tarea más fácil y ahorramos tiempo.

Automatizar las compras de mayor volumen con la tarjeta de débito o crédito, en el caso de ser servicios básicos o gastos fijos.

Focalizarse en el objetivo principal

Tener en mente cuál es la meta, pero también hay que cumplirla: limitar gastos y ahorrar lo máximo posible.

Al ir a comprar por ejemplo al supermercado, anotar esos bienes que te urgen (necesidad básica: comida) de esta forma, al entrar irás al grano.

Ir al supermercado más cercano andando, ya que comprarás lo justo y necesario para no ir muy cargado. Hazlo por tu espalda y tu cartera.

Aprovechar ofertas y descuentos que se presenten, fijarse en el precio por unidad y condiciones para obtener ese descuento.

Evitar comprar bolsas de plástico, usar bolsa ecológica que contribuye con el medio ambiente, son compactas y evitas comprar más su capacidad.

photo-1559526324-593bc073d938
Photo by Austin Distel / Unsplash

Elaborar tu propio colchón

Nunca sabes cuando te puede suceder un gasto imprevisto, como una multa, por lo que hay que dedicar parte de los ahorros a un fondo de imprevistos para las situaciones inesperadas.

A medida que se use dinero de este fondo hay que reponerlo lo antes posible.
Cada mes o dos meses intentar evaluar si es posible aumentar la cantidad de ahorro del fondo.

Saldar deudas lo antes posible

Las deudas hay que eliminarlas, se convierten en importante fuga de capital y en un problema interminable, así que con un poco de planificación financiera se pueden acabar con ellas.

Hacer listado de deudas pendientes, por ejemplo las relacionadas con tarjetas de crédito.
Incluir balance actual, pago mínimo al mes y la tasa de interés.
Ser consciente del panorama, tener claro a quién le debes y cuánto, priorizando el orden de pago de menor a mayor. Saldar la deuda menor pagando lo mínimo requerido evitando generar más intereses que las otras deudas de mayor volumen.
Analizar tu presupuesto, determinar el dinero necesario a añadir para saldar deudas.

Invertir fuera del propio negocio

Recomendable invertir, a parte de tu negocio, en otro. No meter todo en un mismo saco siempre que se pueda, claro.

Aplicar diversificación disminuye riesgo de tu inversión a largo plazo
Colaborar con planeador financiero para crear un plan de inversiones en activos financieros como acciones y bonos que se adapten al riesgo que quieras asumir y a tus objetivos financieros.

Solemos llegar a fin de mes y preguntarnos dónde ha ido a parar el dinero. En estos tiempos es habitual debido al uso de tarjetas de débito, pagos contactless y compras online, hacemos gastos innecesarios al caer en tentaciones. El control financiero de gastos es una tarea difícil, pero con unos pocos cambios se puede ordenar este caos.

Visita nuestra web